Educación Contable y Financiera en Puebla

Dinero para la felicidad


La semana pasada se dieron a conocer a nivel mundial los resultados de una interesante investigación que realizó el Departamento de Psicología de la Universidad de Purdue, del Estado norteamericano de Indiana, sobre la relación que existe entre la felicidad y el dinero. Los investigadores, apoyados por la Organización Gallup, levantaron 1.7 millones de encuestas, en 167 países, en el transcurso de más de 12 años. El estudio consideró la diversidad de los grupos de edad, de educación, de ingreso, de género y de estado civil, e inclusive se validó al compararlo con los resultados de encuestas censales de algunos países (EUA, Australia, Hong Kong).


Menciono estos detalles para destacar que la investigación fue muy amplia, rigurosa y profunda, y refleja en forma representativa lo que podríamos llamar la opinión pública mundial sobre qué tanto el dinero sirve para lograr que las personas sean felices. Se basa además en investigaciones similares, las complementa y las mejora. No sé de un estudio más amplio y serio sobre el tema.

En resumen, las conclusiones de la investigación son las siguientes:

1. Hay un monto arriba del cual, ganar más dinero no mejora el bienestar de las personas, por el contrario, lo deteriora.
2. Aunque ese monto varía en los diferentes países y regiones y por algunas circunstancias, como educación y género, puede hablarse de un monto máximo mundial
3. Esta idea se contrapone a la noción que transmite la publicidad, por múltiples medios, pero sobre todo a través de la televisión, de que más dinero siempre da más felicidad, sin límite
4. En general, con un ingreso de 60 a 75 mil dólares anuales por persona se logra el máximo de bienestar cotidiano; pero si consideramos lo que se conoce como la felicidad percibida, es necesario un poco más: 95 mil dólares anuales por persona.
5. Esta diferencia se debe a que una cosa es ser feliz, experimentar la felicidad, y otra cosa es pensar o evaluar la felicidad, es decir valorar si nuestra vida es y ha sido feliz. Cuando las personas evalúan su vida, generalmente la comparan con metas más altas y/o con la vida de otros, y entonces la cantidad que se considera necesaria aumenta.
6. Uno de los más interesantes y relevantes hallazgos de la investigación, consiste en que una vez que se alcanza el umbral de los 95 mil dólares anuales, los ingresos adicionales tienden a asociarse con un menor bienestar experimentado, o con una menor satisfacción con la vida, es decir se vive menos feliz.
7. Lo anterior se debe a que, una vez que las personas tienen lo suficiente para cubrir las necesidades básicas, y algo más, el dinero extra tienden a destinarlo a inversiones que demandan tiempo, o tienden a competir por aparentar con sus pares, lo cual requiere más ingresos. De cualquier forma, el resultado es que disminuye el bienestar de las personas o de las familias.

Cabe mencionar que la conversión a pesos de los límites máximos que establece el estudio serían aproximadamente entre 115 mil y 145 mil pesos mensuales para ser felices. Pero, esas cifras se refieren a todo el mundo.  Cuando se analizan los resultados para la región de América Latina y el Caribe, las cantidades en dólares son bastante menores y fluctúan entre 30 y 35 mil dólares anuales, es decir entre 46 y 54 mil pesos mensuales. Dicho en términos del estudio: en México, la felicidad máxima se consigue con 54 mil pesos mensuales y de ahí en adelante, los recursos adicionales, tienden a restar bienestar a las personas, ya no mejoran su vida, ya no son más felices. ¿Por qué? y sobre todo, ¿qué consecuencias pueden desprenderse de este estudio? La próxima semana lo comentaremos. 

Si alguien está interesado en conocer el estudio y la información complementaria puede escribirme a: cpelaez@finanzasbien.com

FINANZAS COTIDIANAS

la contabilidad y las finanzas son para ti

 

El dinero se ha convertido en un protagonista central en la sociedad; está presente en prácticamente todas las actividades que realizamos y, con el desarrollo tecnológico, ha adoptado formas diversas y complejas. Sin embargo la educación para manejar el dinero no ha evolucionado. 


En FINANZAS BIEN mostramos a las personas, parejas, familias y empresas, cuál es el camino de la mejora financiera. Presentamos aquí ideas y propuestas para que el manejo y la organización del dinero permita que logremos aquello que para cada uno de nosotros vale en la vida.

Basamos estos conceptos en los principios básicos de la contabilidad y las finanzas,  y los hacemos accesibles a todas las personas y empresas.

Administrar bien el dinero

La educación financiera tiene dos vertientes: la que nos lleva a generar excedentes y a administrarlos bien, y la que nos ayuda a relacionarnos mejor con el dinero.

Aquí en FINANZAS BIEN te orientamos en ambos sentidos, porque el dinero es una herramienta que podemos controlar para el logro de nuestros objetivos en la vida.